ShareThis

lunes, 11 de diciembre de 2017

Parkings, el dilema americano


Moverse en Los Angeles no es nada sencillo, además de la bicicleta o la tabla de surf, el auto es sin dudas EL medio de transporte para los visitantes de California. Ahora bien, ya tenemos el auto y ¿qué hacemos con él cuando queremos pasear a pie?

Lugares como Venice, Santa Mónica o Malibú están repletas de permanentes advertencias que prohíben estacionar en la mayoría de sus calles durante el día.

El trámite se resuelve rápidamente con un aparcamiento público. Durante el día la tarifa plana es u$d 10, aunque en ocasiones, como por ejemplo el Parking público de la 4ta Ave y Broadway, hay 90 minutos de gracia para los visitantes ocasionales, tiempo suficiente para ir al Pier de Santa Mónica y tomar las fotos de rigor.

Por la noche entre las 6pm / 6am en general ( ver carteles ya que varía según la cuadra)  se puede estacionar sin cargo y lo complicado es encontrar un espacio libre.

Alternativas:
A. Tener un hotel con parking es la mejor solución de todas.
B. Dejar el auto en un parking por la noche ( muchos cierran hasta la mañana siguiente ) y tomar un taxi o Uber para lo que resta de la noche.

Nota por: Mariela Altamirano #viajerayo

No hay comentarios :

Publicar un comentario