ShareThis

viernes, 18 de enero de 2013

Nélida Ferreyra: “Camino hacia la utopía”



 
  Por Mariana Boggione

Con su labor ad-honorem en el Programa Familias, en el marco de las Olimpíadas Especiales Rosario, Nélida Ferreyra lucha día a día por lograr una mayor integración de las personas con discapacidad en el ámbito social, estrechando lazos en el deporte y fortaleciéndose mutuamente con otras familias que comparten esta realidad, muchas veces ignorada por quienes no la viven de cerca.

¿En qué consiste el Programa Nuevas Olimpiadas Especiales Rosario?
Special  Olympics es una Institución de origen estadounidense creada en 1968, con el objetivo   de promover la práctica habitual del deporte entre las personas con discapacidad intelectual. Dicho programa está presente en más de 170 países y regiones.
 
Desde la Fundación Olimpiadas Especiales Rosario continuamos con los principios  y valores que rigen a la institución a nivel nacional y mundial, la cual es proporcionar información, enseñanza, perfeccionamiento, y competición deportiva durante todo el año en una gama de deportes de tipo olímpico para las personas con discapacidad mental de ocho años de edad en adelante, brindándoles la oportunidad de desarrollar sus habilidades y aptitudes físicas, demostrar valor y compartir sus logros con familiares, amigos, otros atletas especiales y la comunidad en general.
 
¿Qué significó para vos la distinción del Concejo de Rosario?
El Premio Mónica Chirife, otorgado por el Consejo de Rosario en el Día Nacional de las Personas con Discapacidad, es una gota de agua, en este océano de la diversidad humana y sus necesidades, pero cada gota de agua conforma el océano, en un camino hacia la verdadera inclusión de las personas con discapacidad.

¿Cuál es tu porte a la inclusión desde el Programa Familias?
Creo que mi aporte es promover, en primer lugar, el compromiso que cada familia debe tener con su hija/o atleta, y luego, además de realizar la práctica deportiva, también formar un espacio de contención y encuentro de los hermanos de cada atleta.

¿Cuánto tiempo le dedicás al Programa?
El tiempo no se mide, se da. A veces durante los días que hacen prácticas, las madres relatamos nuestras experiencias o ideas para mejorar el funcionamiento de NOEA.

Sin dudas es muchísimo lo que ellos nos brindan… ¿Qué le agradecés especialmente a tus hijos?
Yo creo mis hijos me dan la posibilidad de  valorar los buenos momentos de la vida, ver la diferencia entre que es el éxito y la felicidad. Creo que ellos necesitan contención y amor y nos devuelven el doble de lo que les brindamos.

¿De dónde sacás las fuerzas para trabajar por una sociedad más accesible?
Saco fuerzas  cuando veo su felicidad, en el cumplimiento de cada actividad deportiva, que luego de encontrarse con sus compañeros y profesores son muy felices.

Si tuvieras que elegir una palabra para definirte, ¿cuál sería?
Intento ser una persona que cada día camina. Como dice Galeano, “camino hacia la utopía”. Camino diez pasos y el horizonte se aleja, pero sigo caminando y tratando según mis posibilidades de seguir caminando, porque de eso se trata, de caminar…


No hay comentarios :

Publicar un comentario